catalogación y digitalización de la colección de moldes a fin de generar una base de datos funcional en términos de Conservación, expositivos, investigación, entre otros, así como labores de rehabilitación del espacio dónde se resguardan para mejorar de manera sustancial las condiciones de almacenamiento, a la par de acciones de conservación preventiva necesarias para estabilizar la colección y evitar el avance de los deterioros presentes.
Garantizar un almacenamiento adecuado y seguro para la colección, utilizando estándares de almacenamiento en que se pueda identificar el lugar exacto donde se encuentran los elementos del acervo.
Inventario y documentación: realizar un inventario exhaustivo de la colección y documentar cada elemento con información detallada (fotografías, descripciones, historial, etc.).
Para los elementos que requieran reparación, se pueden catalogar y dejar una descripción con los pasos a seguir definidos por el profesional para restaurarlos y preservarlos.